Los dilemas de las empresas familiares

¿Qué actitudes y herramientas sirven para armonizar el trabajo en una empresa familiar?

Por Alejandro Gorenstein | Para Revista OHLALÁ!

Para muchos miembros de una familia suele ser gratificante formar parte de una empresa o emprendimiento que los tiene, a cada uno en diferentes roles, inmersos y comprometidos con la rutina laboral. Sin embargo, para otros este trabajo puede tornarse contraproducente cuando alguno de los conflictos son llevados reiteradamente a la casa. Y esa situación puede afectar el normal desenvolvimiento de la familia.

empresa-familiar

Los problemas más frecuentes generalmente tienen que ver con la división de roles y la capacidad de delegar. Muchas veces las organizaciones de este tipo no logran planificar exitosamente este tipo de tareas lo que generalmente desencadena enroces, celos y conflictos no solo en el ámbito laboral, sino también en el seno familiar.

“Cuando surgen los conflictos las actitudes que asumen los integrantes de una empresa familiar, hacen que la manera de relacionarse se torne más rígida, y les cueste refrescar el vínculo de familia que siempre tuvieron. Es importante pensar que más allá de compartir trabajo, se comparte parentesco y una historia que los une. Es importante que por medio del diálogo, en vistas del bienestar futuro de los individuos de esa Empresa, se logre un cambio de posturas que permita mejorar la actitud para reestablecer las relaciones priorizando el afecto, el bienestar y la salud de esa dinámica familiar”, sostiene Analía J. Almada, Consultora Integral en Psicología Laboral y Clínica.

“Desde que empecé a trabajar con mi abuelo y con mi papá en la gráfica familiar se dejó siempre en claro que los problemas laborales quedan de la puerta para afuera de la casa. A veces es imposible. Al igual que a la inversa, en el trabajo, los problemas personales no deberían intervenir. Esto no siempre es así. En mi caso, intervinieron y se trató y trata de que sea lo más llevadero posible”, relata Myrna (32), diseñadora gráfica.

Las estrategias para resolver este tipo de conflictos varían desde la aplicación de técnicas de comunicación, mediación y revisión de constructos cognitivos, hasta trabajos más profundos, personales, con los involucrados en los conflictos.

El coaching, desde los aportes de la PNL (Programación Neurolingüística), aporta múltiples técnicas de comunicación, liderazgo, toma de decisiones, etc. Y desde el coaching ontológico se puede aportar a una más adecuada construcción de la realidad desde el lenguaje.

“Para empresas familiares recomendaría la inclusión de Counseling Humanístico Integrativo, un modelo de consultoría psicológica que desde la base del Enfoque Centrado en la Persona ayude a revisar el mundo de las emociones de todos y cada uno de los miembros de la familia empresarial. La toma de conciencia de los elementos emocionales que experimentan los integrantes de la ‘familia empresarial’ ante cada instancia relacionada con la actividad laboral, es crucialpara la posterior elaboración y promoción del cambio”, sugiere Alejandro Corbalán, Consultor Psicológico (Counselor) especializado en Desarrollo Personal y Orientación Familiar.

“El mejor consejo es que exista la organización, el organigrama, la división de tareas, delegar a profesionales, la optimización y la buena comunicación. Y para quienes no son familiares y trabajan en ellas, saber que en una Pyme la proyección es hacer crecer a la empresa y ser protagonista de eso, porque de otra manera siempre se verá el ‘Techo’. Éste va a dejar de existir cuando a partir de ese crecimiento logrado se reciban reconocimiento y compensaciones”, concluye Almada.

¿Tenés una empresa familiar o trabajás en una? ¿Cómo se manejan para que no interfieran los asuntos personales en el trabajo y viceversa? Además, te recomendamos: trabajar con papá.

Asesoraron:

Analía J. Almada, Consultora Integral en Psicología Laboral y Clínica, asesora Consultoras de Recursos Humanos y Empresas Clientes.

Alejandro Corbalán, Consultor Psicológico (Counselor) especializado en Desarrollo Personal y Orientación Familiar, actual presidente de la Asociación Argentina de Counselors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*